Saltar al contenido

Yoga para el fin de semana, con vino ¡Es posible!

El Yoga y el vino

Después de una dura semana de trabajo, poco queda para llegar ¡al fin de semana! Por eso os invitamos a la práctica de una versión de yoga, digamos, una versión alternativa, apta para todos los públicos y recomendada para los que de verdad disfrutan del vino, y por supuesto del yoga.

¿El vino es saludable?

Ya se sabe que beber vino con moderación ha dado mucho de que hablar y sobre si es saludable para tu corazón. El alcohol y ciertas sustancias en el vino tinto llamados antioxidantes pueden ayudar a prevenir enfermedades cardíacas por aumento de los niveles de lipoproteína de alta densidad (HDL) colesterol (el colesterol «bueno») y generan una protección contra el daño de tus arterias.

Hay muchas noticias acerca de que el vino tinto pueden ser beneficioso habitualmente en cenas, por ejemplo. Pero los médicos son cautelosos al alentar a alguien a comenzar a beber alcohol. Eso es porque mucho alcohol puede tener efectos nocivos en tu cuerpo.

Los médicos están de acuerdo que algo de vino tinto parece ayudar a tu corazón. Es posible que los antioxidantes, como flavonoides o una sustancia llamada resveratrol, generen beneficios saludables para el corazón. El vino tinto parece tener aún más beneficios saludables para el corazón que otros tipos de alcohol, pero es posible que el vino tinto no sea mejor que la cerveza, vino blanco o algún licor para la salud de tu corazón.

Existe una evidencia clara de que el vino tinto es mejor que otras formas de alcohol cuando se trata de posibles beneficios saludables para el corazón. Otros antioxidantes llamados polifenoles del vino pueden ayudar a proteger el revestimiento de los vasos sanguíneos de tu corazón. Un polifenol llamado resveratrol en el vino tinto ha recibido últimamente bastante atención. El resveratrol  rojo puede ser un ingrediente clave en el vino tinto que ayuda a prevenir el daño a los vasos sanguíneos, reduciendo el colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL) (el colesterol “malo”) y previniendo los coágulos de sangre. La mayoría de las investigaciones sobre el resveratrol se ha hecho en animales, no personas.

Las investigaciones en ratones han sugerido que el resveratrol indica que los antioxidantes también pueden ayudar a protegernos de la obesidad y la diabetes, que son fuertes factores de riesgo para enfermedades del corazón. Además, para obtener la misma dosis de resveratrol utilizado en los estudios de ratones, una persona tendría que beber más de 1.000 litros de vino tinto todos los días.

Las investigaciones en cerdos han demostrado que el resveratrol puede mejorar la función cardíaca y aumentar la capacidad del cuerpo para usar insulina. Otra vez, sin embargo, estos beneficios no han sido probados en las personas. Algunas investigaciones muestran que el resveratrol podría relacionarse con un menor riesgo de inflamación y coagulación de la sangre, que pueden conducir a las enfermedades del corazón. Se necesita más investigación antes de saber si el resveratrol fue la causa de la reducción del riesgo.

Sin embargo, un estudio mostró que el resveratrol puede reducir el efecto positivo del ejercicio sobre el corazón en los hombres mayores. También es importante saber que los efectos del resveratrol sólo tienen validez pasado un tiempo corto después de beber vino tinto, por lo que sus efectos no pueden durar a largo plazo.

Yoga para el fin de semana, con vino ¡Es posible!
Valora