La respiración en el yoga

La respiración es la base de la vida. El Prana o energía vital, es recibido por medio de ella. Una respiración amplia y regulada es el fundamento de la salud física y mental. El primer objetivo para la práctica de yoga se desarrollarla, ampliarla, creando un ritmo conveniente en sus cuatro fases: la inspiración, retención a pulmón lleno, la espiración y el mantenimiento o retención a pulmón vacío. La libertad de movimiento para estas cuatro fases será indispensable para una buena capacidad respiratoria, y un crecimiento considerable del volumen respiratorio.

k

k

Hay un punto en común en todas las posturas pidan o no un esfuerzo, y al que me de estar muy atentos, y se el vivir la postura de modo que la respiración poco a poco se vaya ampliando, es decir que aumente en volumen y en duración. Esto pide que en lugar de centrarse en el esfuerzo de la respiración, sea algo sometido a una voluntad que se expresa a través de mí. De modo que si se la expresión de mi voluntad personal, de mi propia voluntad, la respiración se verá modificada y se reducirá. Esto sucede cuando uno cree que se encuentra en lo que considera el hito o el final de la postura, en lugar de respirar tranquilamente, ampliamente, y ver como la respiración le llevando tranquilamente en la postura.

NAMASTE 🙂

Si quieres conocer otros artículos parecidos a La respiración en el yoga puedes visitar la categoría Consejos.

Ana Lindner

Apasionada del deporte y de los viajes con mi compañero Grog (un pastor belga). Cuándo descubrí el Yoga por primera vez, mi vida cambió para siempre. Cree el blog de Yogatravel para compartir mi experiencia acerca del arte el Yoga y complementarlo con mis viajes alrededor del mundo. ¿Me acompañas?

No te pierdas...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Usamos cookies y recogemos datos para personalizar contenido, anuncios, funciones sociales y analizar el tráfico. Más información