Zagreb y Karlovac

Después de un desayuno hemos cogido el coche camino a Zagreb. Sólo tenemos 1,5h de camino desde Plitvice, así que nos lo tomamos con calma … A medio camino, hemos parado para ver la ciudad de Karlovac, de donde proviene la cerveza croata Karlovacko, que hemos estado bebiendo durante todo este viaje.

Karlovac ya parece más una ciudad centroeuropea; se nota en sus calles anchas, el tipo de gente que hay y sobre todo, por la tranquilidad que se respira. No es que tenga demasiada cosa por ver, pero el centro es bastante bonito.

En la fachada de la iglesia (entre muchos otros edificios) todavía se pueden ver los agujeros de las balas que sufrieron durante la guerra. Hemos preguntado si era posible visitar la fábrica de cerveza, pero no está abierta al público.

Tras una cocacola, hemos ido hacia Zagreb, directas con el GPS hasta el hotel Laguna, que ya lo teníamos reservado (a través de booking.com) para 2 noches. Nuestra visita a Zagreb ha comenzado justo al salir del hotel, donde nos han proporcionado un mapa con los recorridos recomendados para hacer a pie, tanto del casco antiguo como del barrio nuevo.

Como nuestro hotel se encuentra en el barrio nuevo, hemos empezado por esta zona, pasando por el Museo Mimara, el Museo Etnológico y la plaza Trg Marsala Tita, donde está el Teatro Nacional y la Universidad de Zagreb. Es todo precioso! Es una zona muy agradable de pasear.

Hemos parado a comer justo al lado de la plaza principal de Zagreb: Trg bana Jelacica. Un papa de los grandes por menos de 20 € los dos! Está claro que esta ciudad no es nada turística … las calles están bastante vacíos, y no hemos visto demasiado guiris por aquí. Qué diferencia con la costa croata !!

Después de comer hemos hecho unas cuantas vueltas por el casco antiguo, y nos lo hemos visto todo en pocas horas: la catedral, la plaza Dolac (pero sin el mercado), la puerta de piedra (donde había gente rezando) , la plaza Markov Trg con el Parlamento, el Palacio Ban y la iglesia de San Marcos (la de la foto), … así como la gran cantidad de calles llenas de bares y restaurantes.

A las 19h queríamos subir arriba de la torre Lotrscak, pero ya estaba cerrada (el horario es de 10h a 18h). Se ve que hay muy buenas vistas de la ciudad … hay subiremos mañana! Así que hemos caminado hasta el Parque Tuskanac y, después de un largo paseo por la calle comercial Ilica, hemos ido a descansar en uno de los mil bares que hay por el centro de Zagreb.

A esta hora ya empieza a haber mucho ambiente por la ciudad! Eso sí, no hemos visto ninguna “malas pintas” ni hemos tenido sensación de inseguridad en ningún momento. En muchas ocasiones nos da la sensación de que estamos en Berlín, o incluso a Copenhague. Nos encanta Zagreb.

Leave a Reply

*