Verona

Hoy sí que iniciamos la vuelta … de Ljubljana hasta Verona, donde dormiremos esta noche. Después de un excelente desayuno en el Hotel de Ljubljana, hemos pagado los 40 € del parking (!!!) y hemos cogido el coche, siguiendo las indicaciones del GPS. No recordábamos que en la ida ya tuvimos problemas por la zona de Venecia, y hoy nos ha vuelto a fallar.

Como no teníamos ningún mapa de carretera, a la altura de Venecia nos ha hecho salir de la autopista e ir por pueblos … no tenía mucho sentido, y luego no había manera de volver a la autopista. Total, hemos perdido 1 hora (o más) y hasta la 13h no hemos llegado a Verona. El hotel de Verona donde estamos es muy céntrico, y está bastante bien (es un 2 estrellas), se llama Hotel Valverde. No tiene parking propio pero se puede aparcar gratuitamente en las calles de alrededor (con una tarjeta especial que te dejan en el hotel).

 Hemos ido a comer a una pizzería que nos ha recomendado el recepcionista del hotel, Bella Napoli, que se encuentra en la Vía Marconi nº11 (cerca de la Piazza Bra). Pizzas a un tamaño adecuado para 6-7 €, buenísimas! Está guay porque no está en el centro, no hay demasiado guiris y, por tanto, no te estafan.

Después de comer hemos empezado nuestra visita a Verona. Empezando por la gran Piazza Bra, preciosa, donde se encuentra el anfiteatro Arena, entre otros edificios, restaurantes y bares con terracitas.

Después hemos ido hacia el Castelvecchio, un castillo muy bonito que queda junto al río. Se puede entrar y pasear por su interior (descubierto), cruzar el puente Scaligero y visitar su museo.

Y de aquí al Duomo. Hace tanto calor que tratamos de ir por los callejones interiores (en vez de bordear el río), buscando la sombra como desesperados. Con lo bien que estábamos ayer en Ljubljana …  Tanto la catedral como la plaza donde se encuentra es muy bonita. La Piazza Erbe también es muy chula, con un mercadillo donde venden de todo (orientado a guiris), rodeada de edificios preciosos con fachadas de dibujos y diferentes colores.

Allí es donde está la Torre Lamberti, que es donde tocan las campanadas, y por 6 € (4,5 € los estudiantes) se puede subir a lo más alto con ascensor para disfrutar de las vistas de la ciudad. Quizás es un poco caro por lo que ofrece (ya que las vistas no son espectaculares), pero yo diría que vale la pena La Piazza Signori, que está al lado de la Piazza Erbe, también es muy bonita.

Desde aquí hemos ido en busca de la casa de Romeo, pero no lo hemos sabido encontrar … y no éramos los únicos. Entre el mapa que no mataba y que no sabemos cómo es la casa, al final hemos desistido … Pero la casa de Julieta sí que no tiene pérdida! Está llena de gente y se encuentra en la misma Vía Capello (una de las calles comerciales que sale de la Piazza Erbe).

Es una parada completamente guiri, pero ya que vas a Verona supongo que debes hacerlo. Tenía apuntado que se podía subir al balcón, pero no lo hemos ni preguntado … Las paredes están todas escritas e incluso la gente engancha chicles … una foto en el balcón ya hacer cola para poder tocar el pecho de Julieta, que dicen que da amor ?!

Queríamos entrar en el anfiteatro pero como hoy hay ópera, han cerrado las puertas a las 17h … así que no pudimos ver por dentro, seguro que valía la pena. Después de unas cuantas vueltas por el centro de Verona, pasando por la calle comercial Via Mazzini y los de su alrededor, hemos venido al hotel a descansar. Ya no salimos ni a cenar, vamos a dormir dora que mañana nos espera un buen tute de coche hasta Grenoble. Como todas las ciudades de Italia que he visitado hasta ahora (Roma, Florencia, Pisa y Venecia), Verona me ha gustado mucho. En un día se puede tener vista perfectamente, así que vale la pena al menos hacer una parada o mejor pasar un fin de semana.

Leave a Reply

*