Venecia

Hemos salido de Sirmione directos hacia Venecia, donde hemos llegado sobre las 11: 30h. Justo después de cruzar el Puente de la Libertad nos encontramos con el único parking que hay dentro de la isla (enorme), junto a la Piazzale Roma. Aparcamos el coche en la planta 10 y desde ahí ya podemos disfrutar de la ciudad de Venecia desde arriba!

115092281.bCykPoSQ.IMG_0429

Tomamos el vaporetto (línea 2) desde la Piazzale Roma hasta el Ponte dell’Accademia, donde tenemos el hotel. Es chulo el recorrido que hace este barco-bus, ya que recorre todo el Gran Canal, de una punta a la otra.

image

¡Por cierto! El hotel donde estamos es el Domus Cavanis (el reservamos a través de Booking.com) y no lo recomendaremos a nadie … aunque está a 10 minutos andando del centro de Venecia, el hotel no tiene recepción (ésta se encuentra en el hotel de al lado, Belle Arti) y la puerta siempre está abierta, por lo que hay seguridad cero. Aparte de esto, la habitación huele a cerrado y es ultra pequeña. La verdad es que no se merecen los € 72 que hemos pagado … bueno, al menos entra desayuno (que hay que ir al hotel Belle Arti),

Hemos comido cerca del hotel y después hemos ido a hacer una, o mejor dicho, “mil vueltas” por el centro de Venecia y sus alrededores. Aquí la cerveza es muy cara, ¡cada una nos ha costado 5 €!

venezia-gondola3-766x297

¿Qué decir de Venecia? Pues lo típico: confirmo que es precioso y muy romántico, sobre todo por la noche, cuando la gente empieza a marchar y se escucha música en vivo por las calles … Ni malos olores ni ratas; eso sí, ¡mucho calor y muchísima gente!

Rialto

Vale la pena subir a lo alto de la torre del campanario, el Campanile, desde donde se tienen unas vistas espectaculares de la Plaza San Marcos y el resto de la ciudad.

Venice panorama from St Mark campanile

Hemos preguntado cuánto vale dar un paseo en góndola y nos han dicho que 100 € (cerca del Ponte Rialto), tras 80 € (desde otro punto no tanto turístico) y hemos visto a un gondolero que le regateaban hasta 40 € ! De todos modos, nosotros preferimos gastarnos el dinero en una buena cena … A media tarde hemos ido a descansar un rato en el hotel, hemos andado tanto que necesitamos un poco de relax. Sólo 1 horita y espabilamos de nuevo; nos duchamos, nos cambiamos y salimos a cenar.

Venezia-deluxe2

Aunque nos cuesta encontrar restaurante (ya que todo es muy caro y no tiene demasiada buena pinta), finalmente acabamos en una terraza cerca del Ponte Rialto donde nos damos un plato de pasta que no está mal, y bien de precio. Ahora sí … esto es vida…

??????????????????????

Después de cenar vamos a pasear por la orilla del Gran Canal y acabamos de nuevo a la Plaza San Marcos, donde hay un grupo tocando música en vivo. De repente recuerdo que, hace muchos años, cuando estuve en Venecia con mis padres, a mi madre le caían las lágrimas de la emoción que sentía al estar en este rincón del mundo tanto fantástico, escuchando el piano … ¡la entiendo! Me encanta Venecia

Leave a Reply

*