Split

Después de un desayuno de pena, hemos ido a Split directos por autopista (1 hora aprox). Al llegar, que eran las 10: 30h, hemos alucinado con la cantidad de coches y de gente que había por el centro y el puerto, incluso los dos parkings principales estaban completos.

Hemos dado alguna vuelta con el coche y finalmente hemos podido aparcar. Directos hacia allí a preguntar por una habitación, donde nos han recomendado un apartamento a 10 minutos andando del centro. Como tenía muy buena pinta, hemos reservado por 2 noches (de momento). La propietaria del apartamento ha venido a buscar y nos ha acompañado en el apartamento, incluso nos ha ayudado a encontrar un lugar para aparcar el coche de gratis justo delante del edificio.

Antes de comenzar la visita a Split, hemos ido a comer a un restaurante de la Plaza de la República, donde nos hemos comido las mejores pizzas hasta el momento! Mañana volveremos seguro. Después de comer, bien llenos y bajo la solana, hemos ido a dar una vuelta por el centro de Split … es espectacular!

Callejuelas y plazoletas dentro de un antiguo palacio, donde se conservan todavía muchas de las estructuras. Pleno de bares, terrazas, tiendas y restaurantes pequeños, con mucho ambiente por todas partes, pero sin agobiar, y la mayoría de gente por ahí encantadora. Sin duda es la mejor ciudad croata de las que hemos visto hasta ahora!

Para que os hagáis una idea de lo que es Split, os dejo unas cuantas fotos … y pondría muchísimas más!

Hemos subido a lo alto del campanario, pero no sé si vale demasiado la pena, ya que la ciudad no es espectacular vista desde arriba (son sólo 10 kunas – 1,5 €). A media tarde hemos ido al apartamento a descansar … y aquì nos hemos quedado hasta ahora.  Aprovechando que tenemos wifi para mirar horarios de los barcos, apartamentos en Dubrovnik, enviar emails, … Nos hemos quedado tan llenos a la hora de comer que hoy ni cenamos. Mañana ya bajaremos al centro por la noche, ¡que dicen que vale la pena!

Leave a Reply

*