Ottawa

Hoy tenemos todo el día para visitar Ottawa, la capital de Canadá. La verdad es que ayer nos la “pateamos” bastante, así que hoy nos quedan pocas cosas por ver.

Desde Kent Street hemos cogido Sparks Street dirección al centro de la ciudad. Este es una calle peatonal muy agradable donde, entre otros establecimientos, hay un Tim Hortons. Aquí nos hemos hecho el café de siempre y unos donuts de estos tan buenos …

Al salir hemos ido directos hasta el Parlamento, ya que hemos leído que se puede subir hasta lo alto de la torre (The Peace Tower), que ofrece buenas vistas de la ciudad. Hemos estado más de media hora haciendo cola! Así que vale la pena ir pronto. Por cierto, la entrada es gratuita, y también se puede hacer un recorrido guiado por dentro del Parlamento.

Teníamos pensada la posibilidad de alquilar bicis y recorrer el canal Rideau de arriba abajo, pero decidimos hacerlo a pie. Después de un largo paseo por la orilla del canal, hemos vuelto hacia el centro pasando por el Ayuntamiento, el Confederation Park y la Confederation Square, donde había una exposición al aire libre con fotos de Canadá.

A la hora de comer hemos ido al ByWard Market buscar un buen restaurante, y hemos encontrado el Stella Osteria (situado a 81, Clarence Street). Recomiendo sobre todo los macarrones con crema de leche y Basilico pesto, mezclados con setas, espinacas, piñones y queso cremoso … No es barato pero la relación calidad-precio está muy bien. Hemos tenido suerte porque justo al entrar en el restaurante empezó a diluviar.

Tras comer hemos paseado por las calles del ByWard Market, entrando en las diferentes tiendas que hay, tanto de comida como de ropa o souvenirs. Hay de todo, y muy ambiente. Además, como que hoy es domingo, hay un mercadillo de fruta en la calle.

Vale la pena entrar en el pequeño edificio de Le Moulin de Provence (muy chulo tanto por fuera como por dentro), donde hay puestos de comida y alguna de ropa. Son las 16h de la tarde y nos queda poco tiempo para ir de tiendas (aquí cierran muy pronto).

En Ottawa si quieres ir de tiendas tienes que entrar a un centro comercial, ya que por el centro no hay calles comerciales. Es una lástima porque no apetece mucho estar cerrados, ahora que ya no llueve … pero en invierno seguro que es de agradecer. También hemos entrado en The Bay Store (o The Baie, en francés) situado frente al centro comercial, a Rideau Street, pero no hemos encontrado nada. Después hemos andado gran parte de esta calle dirección este hasta llegar a una zona bastante deteriorada, llena de gente con malas pintas … no nos sentimos a gusto, así que volvamos atrás.

Un “loco” que hablaba solo por la calle se nos a puesto a seguir un buen rato … y el tío seguía; si nos parábamos él también; si girábamos él también; media vuelta, él también … hasta que hemos entrado en un bar para despistar, momento en que se ha parado un rato y finalmente ha ido. Se ha puesto a llover y, como ya lo tenemos todo visto, vamos tirando hacia el apartamento.Hoy ya no apetece demasiado volver a salir, hace muy mal tiempo y Ottawa ya no tiene nada más para ver. Aprovechamos para poner los emails al día, hablar por Skype, ver la tele y descansar … iremos a dormir pronto y así mañana disfrutaremos de un día más largo en el Algonquin Park

Leave a Reply

*