Ljubljana

Hoy ya nos vamos de Croacia … es una pena porque nos hubiéramos estado más días en Zagreb! pero todavía no se ha terminado el viaje; nuestro próximo destino es Ljubljana, Eslovenia.

Antes de partir de Zagreb, queríamos visitar el cementerio más grande de la ciudad, Mirogoj, que en la guía pone que es un “auténtico museo al aire libre”. Como está en las afueras del centro de la ciudad, hemos ido en coche.

Y sí, es precioso y muy bien cuidado, como de costumbre por aquí. Una vez visto el cementerio, de camino hacia Ljubljana hemos parado en el pueblo de Samobor (aunque en Croacia, a pocos km de Zagreb), que habíamos leído que era muy bonito. Y no es que sea feo (sino todo lo contrario), pero sólo tiene una plaza con bares y restaurantes, y dos callejones …

Hemos aprovechado para hacernos una coca cola y coger fuerzas para llegar hasta Ljubljana, que está a menos de una hora de aquí. Al salir de Samobor directamente te encuentras con la aduana. No nos han revisado el coche (mientras que a otros sí) ni nos han dado ningún problema para entrar en Eslovenia. Y allí mismo hemos hecho el cambio de todas las kunas que nos quedaban para euros. Por fin hemos llegado a Ljubljana hacia las 15h.

Nos hemos tomado una porción de pizza cada uno y nos hemos puesto a caminar por las calles peatonales, por la orilla del río, las plazas, … lástima que hay muchas zonas en obras! Liubliana es una ciudad muy pequeña, y es tanto tranquila que parece un pueblo grande. Está todo cuidado y muy limpio, pocos coches y muchas bicis … es una ciudad elegante y muy agradable.

Y la mayoría de gente encantadora. No puedo compararla con ninguna otra ciudad europea … es una ciudad diferente, pero muy chula! Y al atardecer todo el mundo sale a la calle, hay espectáculos al aire libre, los bares y restaurantes llenos … y, sin embargo, la tranquilidad se mantiene … una pasada. Aquí hay que vivir muy bien!

A media tarde hemos subido al castillo, que queda arriba de una colina, y desde donde se tienen vistas de la ciudad. Se puede subir en funicular y bajar a pie, por ejemplo (o cualquier otra combinación). Vale la pena! Paseando paseando nos ha hecho la cena (bueno, las 21h), que por el ritmo que llevamos, es bastante tarde… Hemos encontrado un restaurante a la orilla del río donde hacen comida mexicana bastante bien de precio. No es tanto barato como Croacia.

Después de cenar, hemos ido hasta la plaza principal (Prešernov trg) donde había unos chicos tocando y cantando. Nos hemos hecho un helado y nos hemos sentado en unas escaleras escuchando la música en directo y viendo la gente pasar … Hacia las 22h ya volvíamos al hotel.

Leave a Reply

*