La respiración en el yoga

La respiración es la base de la vida. El Prana o energía vital, es recibido por medio de ella. Una respiración amplia y regulada es el fundamento de la salud física y mental. El primer objetivo para la práctica de yoga se desarrollarla, ampliarla, creando un ritmo conveniente en sus cuatro fases: la inspiración, retención a pulmón lleno, la espiración y el mantenimiento o retención a pulmón vacío. La libertad de movimiento para estas cuatro fases será indispensable para una buena capacidad respiratoria, y un crecimiento considerable del volumen respiratorio.

k

k

Hay un punto en común en todas las posturas pidan o no un esfuerzo, y al que me de estar muy atentos, y se el vivir la postura de modo que la respiración poco a poco se vaya ampliando, es decir que aumente en volumen y en duración. Esto pide que en lugar de centrarse en el esfuerzo de la respiración, sea algo sometido a una voluntad que se expresa a través de mí. De modo que si se la expresión de mi voluntad personal, de mi propia voluntad, la respiración se verá modificada y se reducirá. Esto sucede cuando uno cree que se encuentra en lo que considera el hito o el final de la postura, en lugar de respirar tranquilamente, ampliamente, y ver como la respiración le llevando tranquilamente en la postura.

NAMASTE 🙂

Leave a Reply

*