Koh Tao

Hoy es nuestro último día en Koh Tao y se acerca el final del viaje a Tailandia … así que hemos aprovechado para hacer de todo: relax en el mar, moto, playa, vuelta en barco, snorkel, compras, masajes, … y para terminar, un gin tonic frente al mar, muy bien acompañados.

Pero vamos por partes. Nos hemos despertado media hora antes de que nos sonara el despertador (a las 7h) y nos hemos puesto las pilas. Hemos hecho un buen desayuno en el restaurante del hotel (a base de fruta, yogur y huevos fritos) y allí hemos conocido a 3 españoles: Tomás, Elena y Sonia, con los que hemos estado hablando un buen rato. Hemos alquilado máscaras para hacer snorkel (50 BHT cada una para todo el día) y hacia las 9h hemos cogido la moto en dirección a la Tanote Bay.

Una bahía preciosa y súper tranquila … ¡llena de peces en la misma costa! Casi que no hay que hacer snorkel para verlos; sin embargo, nos hemos puesto las máscaras y hemos pasado el rato dentro del mar. Poco a poco ha empezado a llegar gente, la mayoría para hacer submarinismo, ya que aquí (al igual que en la mayoría de las playas) hay un centro de diving donde se imparten cursos, ofrecen alojamiento y organizan salidas a los puntos principales de Koh Tao para ver tiburoncitos, tortugas, … y otra fauna marina.

Después de un paseo a lo largo de la bahía, hacia las 11h hemos ido al puerto de Mae Haad donde hemos contratado un “taxi boat” para dar la vuelta a la isla y hacer snorkel en zonas más alejadas de la costa, donde el fondo marino dispone de más coral. En principio todos los “taxi boats” tienen pactado un precio de 2000 BHT para recorrer la isla, pero tras regatear con varios taxistas hemos conseguido cerrar el precio por 1.500 BHT, que son 37 € aprox. Supongo que ha sido gracias a que estamos en temporada baja y hay poca demanda. Sin embargo, nos ha parecido carísimo.

Pero el chico nos dijo que gastan mucha gasolina, y les sale muy cara … Como curiosidad, hablando con él del tema de los precios, nos ha dicho que su barca de popa larga (típica Tailandesa) le costó 400.000 BHT (unos € 10.000) porque es de las buenas y dispone de un motor potente. La primera parada la hicimos en Mango Bay, pero resulta que hoy no es un buen día para hacer snorkel allí, ya que había muchas olas y la fauna marina marcha a otro lugar.

Así que nos ha acercado al Cape Grachom Fai, otro punto importante con coral. Nos hemos estado más de una hora en el mar … sólo por el fondo marino ya vale la pena. Después nos ha llevado a la Hin Wong Bay, donde también nos hemos estado un buen rato haciendo snorkel, buscando tortugas marinas … pero nada de nada! (Nos ha dicho el chico que sólo se pueden ver a primera hora de la mañana).

Aquí mismo nos hemos quedado a comer en el restaurante del Scuba View Dive Resort, que queda situado a unos 10 metros sobre el nivel del mar, y cuenta con vistas de la bahía de Hin Wong. Después de comer hemos hecho la última parada en el llamado “Japanese Garden“, otro punto para el submarinismo que queda cerca de la costa de Koh Nang Yuan. Aquí también hemos podido nadar rodeados de peces …

Hacia las 15: 30h, cuando ya hacía 4h que habíamos salido en barco, hemos vuelto al puerto de Mae Haad. Hemos cogido la moto en dirección a la Sai Nuan Beach (que queda en la costa oeste) pero a medio camino hemos pasado por Chalok Viewpoint, que queda justo donde hay una pequeña central eléctrica, y desde donde se disfruta de una magnífica panorámica de la Chalok Bay.

La Sai Nuan Bay está formada por dos playas unidas por un camino entre palmeras. Hay que dejar la moto en la primera playa y vale la pena caminar 2 minutos para llegar a la segunda … es una maravilla! Esta es una de las playas que más nos ha gustado de Koh Tao; rodeada de palmeras, de aguas calmadas y cristalinas, ofrece también una espectacular puesta de sol que se puede disfrutar desde cualquier punto de la playa: sobre las rocas, en las hamacas de los bungalows, desde la arena, …

Leave a Reply

*