Ko Phi Phi y Railay

Hoy ha sido un día completo … hemos hecho de todo. Paseos, playas, baños, barco, relax, selva, mirador, barca, snorkel, puesta de sol, cervecitas, masaje y fiesta! Nos hemos levantado bien dora por la mañana, a fin de aprovechar el tiempo antes de partir hacia Ko Phi Phi.

Tenemos pendiente ver la playa de Hat Phra Nang, la más bonita de Railay (y considerada una de las más bonitas de Tailandia). Así que a las 7h ya estábamos desayunando en el buffet de Sunrise Tropical Resort, mientras disfrutábamos de la salida del sol desde la Rai Leh East … hoy vuelve a hacer un día espectacular.

Hemos cogido el camino que lleva a la Hat Phra Nang desde la costa este de Railay y que pasa por la Nick Cave, una cueva de estalagmitas y estalactitas. 5 minutos andando y ya estábamos en la playa … completamente solos! No tengo palabras para describirlo … es realmente precioso!

A partir de las 8h el sol ha comenzado a iluminar la playa, realzando los colores de las impresionantes rocas calcáreas en contraste con el verde turquesa del agua. No hemos podido resistir la tentación de hacernos el primer baño del día.

De vuelta queríamos subir hasta el viewpoint de Railay, cuyo camino que empieza desde la Nick Cave, pero es muy empinado y hay que subir con un buen calzado porque, además, resbala! De nuevo en el resort, hemos hecho el check out y a las 9: 15h puntualísimo nos han recogido en barquillas a todos los que íbamos hacia Ko Phi Phi (el mismo Sunrise Tropical Resort es el punto de salida de la Rai Leh East). Como no, hemos tenido que entrar en el mar caminando con las mochilas y la cámara cargando … pero ningún problema, incluso aquí hay menos profundidad que en Nopparat Thara.

Y las barquillas nos han llevado al ferry, que nos estaba esperando mar adentro con el resto de pasajeros provenientes de Ao Nang. Dejábamos Railay … pero algún día volveremos! De camino a Ko Phi Phi el cielo se ha tapado completamente y se ha puesto a llover. Pero al cabo de una hora y media de trayecto, de nuevo el sol nos ha dado la bienvenida a la isla.

Lo primero que hemos hecho ha sido buscar alojamiento para esta noche. Hay muchísima oferta, porque Ko Phi Phi es una de las islas más turísticas de Tailandia (y con razón!). Sin embargo, como estamos en temporada baja, no hay demasiada gente y el ambiente joven “playero” es muy agradable. El único pueblo de la isla, el Tonsai Village, está formado por “cuatro” calles con pequeñas casetas que albergan restaurantes, tiendas, bares y pubs musicales, agencias que ofrecen tours por la isla y locales de masajes.

Básicamente todos los servicios son orientados al turismo, incluso hay un local tipo Cruz Roja que ofrecen ayudas médicas en caso de que te muerda un mono o sufras alguna enfermedad tropical … Hemos ido a la parada de información turismo que hay en el puerto y el chico nos ha recomendado que buscáramos alojamiento por el otro lado del pueblo, que da a la Loh Dalum Bay, a 5 minutos andando. Y así lo hemos hecho: después de atravesar el pueblo hemos encontrado el Flower Bungalow, un pequeño resort en la orilla del mar con bungalows súper sencillos de estilo Thai, hechos de madera y bamboo. Preciosos por fuera! (Pero también bastante cutres por dentro). Ahora bien, tienen Wifi y una irresistible hamaca en el porche … así que por 500 BHT la noche (12 € aprox) nos ha parecido ideal.

Hemos dejado las mochilas al bungalow y directos a la playa de Loh Dalum Bay! Esta se encuentra en una gran bahía de arena blanca y agua cristalina poco profunda. No es ideal para nadar, pero sí para refrescarte y relajarte bajo la sombrilla mientras disfrutas de un entorno paradisíaco.

Y estábamos prácticamente solos! A pesar de hacer muchísimo calor, aprovechando que estábamos frescos hemos subido hasta el viewpoint, que ofrece unas vistas sensacionales de Ko Phi Phi Don (la isla principal) y su hermana pequeña Ko Phi Phi Leh, a pocos kilómetros más allá. Desde Tonsai Village se tarda una media hora en llegar a la cima, pero el camino es muy agradable y está bien señalizado.

Leave a Reply

*