Harajuku y Shibuya

Habíamos leído que los domingos en Tokyo hay que ir a Harajuku. Este es el día de la semana en que se reúnen los adolescentes extravagantes en esta zona de la ciudad. Después de un abundante desayuno en el buffet del hotel, hemos cogido la línea JR Yamanote Line directos hasta la estación de Harajuku.

Eran las 9 y entramos en el parque Yoyogi-Koen y visitar el precioso santuario sintoísta Meiji-Jinju, considerado uno de los más impresionantes del mundo, que se encuentra en medio del parque.

El paseo por Yoyogi-Koen, bajo la sombra de los altísimos árboles y cruzando varios torii, resulta muy agradable (a pesar del extrema calor que hace a estas horas de la mañana). Ya de nuevo en los alrededores de la estación de Harajuku empezaba a haber bastante gente, sobre todo chicas muy jovencitas vestidas y peinadas de manera estrafulària …

Aquí vienen a hacerse ver y pasear o comprar por Takeshita-dori y los callejones de alrededor , repletos de tiendas de ropa de segunda mano y de frikadas, establecimientos de crepes y helados, … incluso supermercados con todo tipo de cosmética y estética para chicas; vaya, un “sin fin” de productos al estilo japonés. Nos hemos quedado un rato observando el desfile de gente por la calle y también hemos aprovechado para entrar en algunas tiendas a comprar cositas para llevar.

Y ya hacia el mediodía hemos entrado a un izakaya a tomar una cervecita y picar algo. Al salir hemos caminado hasta encontrarnos con Omotesando, una amplia avenida bordeada de árboles y llena de tiendas de marca, cafés y locales más chic, con un ambiente más pijo (y gente más adulta). Dirección a Shibuya hemos subido de nuevo andando hasta la estación de Harajuku y hemos pasado por los alrededores del Yoyogi-Koen, donde hemos vuelto a ver punkies y lolitas en la zona de Jingu-bashi.

El paseo desde aquí hasta el famoso cruce de Shibuya es muy agradable, pasando por la calle comercial Koen-dori. A medida que nos acercábamos a Hachiko íbamos viendo más y más gente … En una de las esquinas estaban haciendo una especie de concierto al aire libre. Al llegar al cruce de Shibuya (Hachiko) nos hemos quedado un rato observando la multitud de gente cruzando los famosos pasos de peatones (en todas direcciones), que unen los altos rascacielos con centros comerciales, tiendas, locales de comida rápida , izakayas y restaurantes para todos los gustos.

Es el centro de la ciudad; aquí hay de todo! Y gente para todas partes. Hemos entrado en el centro comercial Shibuya 109 (con 10 plantas de tiendas de ropa) y hemos tenido que marchar al poco rato porque estaba tanto a reventar de gente que incluso había que hacer cola para subir y bajar las escaleras mecánicas! Habíamos leído que el callejón peatonal Supeinzaka (también llamado Spain Slope), que se encuentra muy cerca de Hachiko, encontraríamos restaurantes chulos, pero la mayoría eran italianos o españoles.

Nosotros queríamos comida japonesa y disfrutar de los geniales alimentos que nos ofrece este país … así que hemos terminado en un local (el típico bar pepe) donde nos hemos hecho unos noodles en sopa de miso con verduritas, gambas y huevo crudo. Después de comer se ha puesto a llover y hemos aprovechado para ir al hotel a descansar un rato, y sobre las 19h ya volvíamos a salir; esta vez, hemos cogido el metro hasta Roppongi. Esta es una zona de clubes, bares y putas donde es fácil encontrarse con grupos de negros (que imponen) y que te animan para que entres en sus locales … Un lugar ideal para salir de fiesta, aunque el ambiente es bastante guiri. Personalmente no nos ha gustado mucho.

Leave a Reply

*