Consejos de Yoga para embarazadas

El embarazo es una etapa muy importante en la vida de la mujer y también es un momento que marca profundamente el desarrollo integral del niño. Durante el embarazo y el parto, así como el período posterior al parto, el yoga puede ayudarte a sentirte bien física y emocionalmente. La mujer embarazada está pasando por una experiencia increíble y creemos firmemente que el yoga es una herramienta para que esta vivencia sea aún más inolvidable.

k

k

Conecta con el cuerpo y la propia intuición

embaras0

El embarazo es un momento único y especial, en lo que es necesario asimilar con serenidad las diferentes etapas que afrontando tu cuerpo y tu mente, cambios fisiológicos y emocionales, al tiempo que se va adaptando al pequeño ser que va creciendo dentro de ti.

Este yoga está dirigido a todas las mujeres que quieren fortalecer su cuerpo, mente y espíritu, mediante la técnica específica del yoga. Con ejercicios suaves y respiraciones, junto con relajación y meditación, se facilita la conexión con la esencia del proceso que se está viviendo, creando una forma de comunicación con el bebé, ayudando a un embarazo más saludable y complaciente, y preparando para facilitar el parto.

Practicar yoga ayuda a suavizar los síntomas típicos del embarazo: náuseas, vómitos, diarreas, retención de líquidos, dolores de cabeza, fatiga, dolores de espalda…

k

yoga durante el embarazoyogatravel

k

También favorece la adaptación del cuerpo y el crecimiento saludable del niño: ayuda a distender las paredes abdominales y aumentar así el tamaño del útero, facilita la circulación y la oxigenación de la sangre, mejora el descanso durante la noche.

Otro beneficio fundamental durante esta época es que el yoga desarrolla la confianza en el proceso natural de embarazo: te tranquiliza, te ayuda a escucharte ya entender los ritmos naturales del cuerpo, y te conecta con toda tu fuerza interior.

Los ejercicios de respiración también contribuyen a preparar el parto y afrontarlo con más serenidad. La práctica del pensamiento positivo te hace capaz de trabajar la intención de cuándo y cómo parir, sin miedo, ni dolor.

Después del parto el yoga favorece que el cuerpo vuelva al estado anterior: ayuda a los órganos volver a lugar y regula el metabolismo. También te resulta una herramienta muy útil para estabilizar la mente y canalizar las emociones, en un momento de cambio radical.

yoga-femmes-enceintes-3

La práctica del yoga incluye técnicas de respiración, asanas (posturas), asanas con pelotas, visualizaciones, uso de los sonidos y meditación que llevan a la mujer embarazada a cultivar en su vida diaria la atención, el respeto y la sencillez favoreciendo su salud física y emocional. Así la mujer embarazada:

– Conseguirá prevenir y aliviar molestias físicas durante la gestación.

– Mejorará su circulación sanguínea y digestiva

– Preparará el cuerpo y la mente para el momento del nacimiento y la crianza.

– Descubrirá la comunicación y relación con el bebé.

– Conectará con su seguridad interior.

– Encontrará la serenidad.

– Desarrollará capacidades para manejar el estrés y suavizar los efectos.

– Aumentará su conciencia corporal.

– Mejorará su capacidad respiratoria.

– Se fortalecerá, todo el cuerpo y especialmente la espalda y aprenderá a utilizar su cuerpo sin dañarlo.

– Aprenderá posturas para evitar síntomas típicos del embarazo como náuseas, mareos, retención de líquidos, fatiga, aumento de peso, estreñimiento…

 

yoga-pour-femmes-enceintes3

 

La mayoría de las veces, el yoga puede ser practicado por todos, excepto en casos de contra-indicaciones y en algunas situaciones donde tienes que elegir un yoga adecuado.

 

La práctica de yoga durante el embarazo: posible

La mujer embarazada puede estar en dos situaciones:

Ya te encuentras en una práctica de yoga antes del embarazo, que es el ideal, tendrás que únicamente: adaptar tus ejercicios a tu cuerpo que va cambiando día a día y buscar el asesoramiento de un profesor de yoga que tenga experiencia en la práctica con mujeres embarazadas.

La forma de yoga para mujeres embarazadas es similar al Hatha yoga, pero los ejercicios se adaptan a cada una y se pueden practicar sin problemas. Existe una cierta influencia de Yoga Nidra la cual es también importante para permitir que la relajación y la respiración que lleva a un mejor sueño.

Nota: lo ideal es practicar en 2 sesiones por semana.

 

pregnancy-yoga-fade-3

 

 

El yoga y las mujeres embarazadas: un doble beneficio

El yoga prenatal no sólo puede ayudar en el proceso de embarazo, sino que es una preparación para el parto.

Yoga: ideal durante el embarazo

La práctica de yoga durante el embarazo permitirá a la madre:

– Aprender a relajarse a lo largo de la maternidad

– Mantener o mejorar su flexibilidad a través de ejercicios que se practican en voz baja

– Mantenerse en contacto con tus sentimientos, tu cuerpo y con tu hijo

– Aprender a respirar mejor lo que también ayudará a prepararte para el parto

 

Yoga para preparar el parto

Todos los ejercicios pueden ser practicados sin problemas aportando estos beneficios:

– Ayudar a la futura mamá a luchar contra el estrés y posibles cambios de humor de los primeros meses

– Ayudar a la mamá a superar su temor al parto: aporta más serenidad

k

Prenatal-yoga-pregnant-woman

k

Combatir la fatiga, a menudo más importante durante el embarazo: la energía vital se incrementa a través de la práctica del yoga

– Trabajar en la respiración

Prepararse físicamente, mediante ejercicios seleccionados (por ejemplo, la flexibilización de la cuenca)

– Combatir las dolencias más comunes durante el embarazo (incluyendo dolor de espalda)

 

Yoga en el embarazo: la vigilancia de los puntos

Algunos tipos de posturas de yoga enseña normalmente no son adecuados para las mujeres embarazadas, debido a que su cuerpo cambia. Por eso es fundamental:

– Dirigirse a un profesor de yoga

– Conocer la práctica del yoga con las mujeres embarazadas, pedirle consejo a su médico o ginecólogo antes de las primeras operaciones.

k

Muchas-mujeres-empiezan-esperan-primer_CLAIMA20140421_0161_28

k

Hay casos específicos en los que está prohibido el yoga para mujeres embarazadas, incluyendo:

– Si el embarazo es de riesgo o complicado

– Si hay casos de aborto involuntario en tu historia familiar

– Si tienes  sangrado anormal

– Si tienes hipertensión

– Si tienes problemas circulatorios significativos (varices, trombosis venosa, etc.) o problemas del corazón,

– Si el feto es frágil

Tomar el tiempo de para ti y para tu cuerpo

El Yoga se recomienda especialmente durante el embarazo, ya que permite a las madres a vivir con más serenidad todos los cambios corporales que se producen durante este periodo.

Poco a poco, las mujeres mismas saben mejor y aprenden cómo encontrar su equilibrio, cambiar la posición de la pelvis evitando curvatura excesiva y así aliviar toda la tensión en la espalda y las articulaciones.

k

Se-puede-practicar-Yoga-y-Pilates-en-el-embarazo

k

Aprende a respirar

La otra gran ventaja del yoga durante estos meses es la obra en la respiración.

Aprender a respirar es un factor importante, pero la principal dificultad, utiliza mecanismos que no son necesariamente natural.

Incluso si el bebé está tomando mucho espacio en la cavidad abdominal, a veces al respirar  y expirar produce falta de aliento siendo muy  común al final del embarazo. Las técnicas de respiración aprendidas en curso también proporcionan una inmediata sensación de relajación, calman pequeñas angustias que a veces se siente cuando se acerca el parto y promueve un mejor sueño.

 

Aliviar pequeñas molestias del embarazo

Existen ejercicios sencillos para trabajar los músculos con suavidad y flexibilidad, adoptar buenas posturas, aliviando las “dolencias menores de embarazo, como dolor de espalda y las piernas hinchadas, fortalecer el perineo.

  yoga-femmes-enceintes-2  

Aprender a base de escuchar

– Conocer y aceptar tus propias limitaciones.

– Mejor gestión de tu capacidad de resistencia.

– Date tiempo para recuperarte.

Hasta el séptimo mes de embarazo, las mujeres embarazadas pueden incluir un yoga “público” o elegir a reunirse con otras mujeres embarazadas.

 NAMASTE 🙂

Leave a Reply

*