Chiang Mai

Hoy nos hemos levantado bien temprano por la mañana con un sentimiento mezclado entre tristeza, porque dejamos Pai y los amigos que hemos hecho aquí, e ilusión porque comienza una nueva etapa del viaje! A las 7: 30h ya estábamos en la estación de buses de Pai y a las 8h en punto hemos salido con el minibus hacia Chiang Mai.

Esta vez nos hemos preparado y hemos reservado las dos plazas delanteras, justo al lado del conductor, porque ya sabemos que las 762 curvas de camino que nos esperan son muy duras. Afortunadamente, el chico conducía muy bien, cogiendo las curvas con suavidad … nada que ver con el conductor que nos tocó en la ida. Además, el día se ha aclarado por momentos y hemos podido disfrutar de un paisaje selvático espectacular 3 horitas sin parar y a las 11h ya estábamos en la estación de buses Arcade de Chiang Mai.

Allí mismo hemos cogido un taxi que, por sólo 80 BHT (tras regatear), nos ha llevado directos al hotel Maninarakorn.  Es bastante de lujo (por lo que es Tailandia), pero en temporada baja (hasta el 31/10) hacen grandes descuentos. Nos han ofrecido una habitación doble para 1200 BHT / noche (25 €) con desayuno buffet incluido. Todo súper limpio, incluso la habitación tiene una sala de estar independiente … y el hotel tiene piscina, sauna, WiFi, zona de masajes, etc. ¡Muy recomendable! Hemos dejado las cosas y hemos subido en el restaurante del hotel a comer un club sándwich enorme, y buenísimo (para variar). Son casi las 13h y todavía no habíamos comido nada …

Al salir hemos alquilado una moto para 200 BHT (regateando) justo delante del hotel. Hemos cogido la moto con la intención de ir hasta el templo del Doi Suthep, que queda encima de una colina, a unos 45 minutos de camino. Pero justo cuando salíamos ha puesto a llover, así que hemos decidido visitar los templos de la parte antigua de la ciudad mientras esperábamos a que cambiara el clima … Una visita rápida a los templos Wat Phan Tao (muy fotogénico), Wat Phra Singh (el más famoso, aunque no tiene nada de especial) y el Oasis, un espacio situado en el interior de la isla donde está el Wat Phan Tao, en que se alza un antiguo templo budista espectacular, diferente de todo lo demás que hemos visto hasta el momento. Los elefantes tallados en piedra son impresionantes!

Había dejado de llover pero el cielo estaba bastante tapado, así que hemos decidido tomar un taxi para que nos llevara arriba del Doi Suthep, donde se encuentra el templo Wat Phra That. En 1 minuto ya teníamos un taxi dispuesto a llevar hasta allí, esperarnos el tiempo que hiciera falta y volver de nuevo a la ciudad, por sólo 350 BHT (9 €)!

Queríamos quedarnos allí hasta las 18h, que es cuando los monjes se ponen a rezar. Suerte que hemos decidido ir en taxi, porque hay muchísimas curvas de camino, y son bastante empinadas (aunque la carretera está en buen estado); hubiera sido muy duro volver cuando todo está oscuro, 45 minutos de carretera en moto y con posibilidad de lluvia …

El templo Wat Phra That Doi Suthep se encuentra sobre una colina desde donde se tienen vistas de toda la ciudad de Chiang Mai . Para entrar, hay que subir unos 300 escalones hasta arriba de todo y pagar los 30 BHT / persona que vale la entrada. En total nos hemos estado 2 horas paseando por el templo, tanto para la zona exterior (desde donde se puede contemplar la panorámica de Chiang Mai) como para la zona interior, preciosa, en que hay que entrar descalzo. Realmente es el templo más bonito que hemos visto hasta ahora! A las 18h los monjes han puesto a rezar allí mismo; vale la pena quedarse a ver el ritual! Además, éramos muy poca gente y había tranquilidad absoluta. Al salir del templo nos hemos encontrado el taxista en la puerta esperándonos, prácticamente él solo, con una sonrisa encantador. 40 minutos y ya estábamos de nuevo en el centro de Chiang Mai.

Leave a Reply

*