Beneficios del yoga para niños

Muchas veces, los padres modernos sumergen a sus hijos en un planeta adulto y agobiante demasiado pronto. El instituto, la carencia de tiempo de calidad con los progenitores, la TV, el computador, los deportes y mucho más: todo esto influye sobre la psique de los niños y supone una presión superflua. Y, como con los adultos, ¡el yoga asimismo puede asistir a los niños! ¿De qué manera? A continuación te lo contamos!

El yoga aumenta la autoestima y la conciencia emocional debido a su falta de competitividad. En nuestro planeta super competitivo, el yoga es un cobijo seguro donde los niños no deben progresar, esmerarse ni apuntar más alto para percibir aliento del profesor, ni sentirse mal cuando no cumplen las esperanzas de sus progenitores. Al tiempo, ofrece una forma agradable de dejar que los niños conozcan sus cuerpos y sus habilidades.

El yoga desarrolla la fuerza y la flexibilidad. El yoga da suficiente actividad física para el desarrollo físico de los niños y a fin de que se estiren, sin sobrecargarlos. Además de esto, se pone el énfasis en la respiración adecuada y en la relajación.

El yoga mejora la concentración y la capacidad de relajarse. La quietud y el equilibrio (los principios básicos de las asanas del yoga) se enseñan a los niños de la forma más eficaz posible, a fin de que aprendan a valorar estas habilidades y emplearlas fuera de la clase de yoga.

El yoga desarrolla la imaginación y la inventiva. El yoga para niños es verdaderamente diferente del yoga para adultos. Los niños inspiran a los instructores de yoga a intercalar una pluralidad de otras actividades en las clases de yoga: dibujo, música, narración de cuentos y considerablemente más, con lo que jamás es hastiado para los niños ejercitar sus cuerpos y mentes.

Desde ahora, exactamente los mismos beneficios se aplican al yoga para adultos. ¿Por qué razón no mimar a su pequeño interior con algo de calma yóguica ahora?

NAMASTE 🙂

Leave a Reply

*