5 consejos para una práctica constante de yoga en casa

¿Eres de esas personas que arrancan con unas ganas locas su primera semana de yoga y a la segunda ya han guardado la esterilla en el cuarto trastero? Si te sientes identificado con esto, no te sientas mal. A todos nos ha pasado alguna vez. Como afirma aquella frase: “Los inicios jamás fueron fáciles”.

j

img-home-col-meditations

j

5 consejos para una práctica constante de yoga en casa

Preparar la comida, las actividades de tus hijos, el trabajo, las labores del hogar o bien el amigo que precisa charlar, sea lo que sea, siempre y en toda circunstancia brota algo que te distancia del yoga. Despreocúpate, aquí tienes 5 consejos que van a hacer que cueste despegarte de la esterilla.

1. Transfórmalo en una prioridad

Establecer tu práctica de yoga en casa como una parte esencial del día te asegura que vas a efectuarla o por lo menos intentarlo, en tanto que has hecho un acuerdo contigo que no deseas saltarte.

Y si tu hija se pone enferma, debes quedarte unas horas extra en el trabajo, o bien ya no recuerdas de de qué manera es la luz del sol, date un respiro, practica el tiempo que puedas o bien relájate. ¡Mas no sientas remordimientos!

Water-meditation-ocean_710x540_acf_cropped

2. Sé realista

Por más que te apasione el yoga habrá días que sencillamente no podrás practicar. ¿Piensas que hay mucha gente capaz de dedicarle noventa minutos los 7 días de la semana? A muchos nos agradaría poder dedicarle ese tiempo, pero la mayor parte de las veces hay que situarse en la vida que llevamos, tienes un trabajo, quizás una familia a la que atender y un tiempo limitado. Siempre y en toda circunstancia existe la opción de dejarlo todo y también irse a la India a transformarse en un Yogui ¿no?

Gracietas aparte, establece unas esperanzas reales, de dos a tres veces por semana unos treinta minutos es un buen objetivo. Si puedes practicar más tiempo ¡excelente! Si no, por lo menos habrás logrado sacar tu esterilla alguna vez esta semana y eso es lo que verdaderamente importa.

j

Female yoga figure in a transparent sphere composed of four natural elements (water fire earth air) as a concept for controlling emotions and power over nature.

j

3. Sé consciente de porqué lo haces

Acotar el porqué es entre los primeros pasos para una práctica incesante de yoga. No puedes pretender efectuar yoga 3 veces por semana si ni tan siquiera sabes por qué lo haces. Parece algo absurdo que en muchas ocasiones lo damos por hecho y no nos paramos a meditar por qué razón efectuamos algo.

¿Cuántas veces has perdido la ilusión en algún proyecto o bien actividad al poco tiempo de iniciar? Probablemente, muchas de esas veces, ha podido ser por algo tan simple como que no tenías claro la meta, ni las razones por las cuales lo hacías.

Escribe en un papel por qué razón haces yoga, qué beneficios te aporta y de qué forma te sientes tras efectuarlo. Léelo toda vez que vaciles si vale la pena proseguir practicando yoga. Bastante gente asimismo lleva un pequeño diario donde apuntan todas y cada una de las veces que han hecho yoga y sus sensaciones en el proceso.

Que no te dé corte que alguien lo lea, ya no tienes cinco años, absolutamente nadie va a robarlo para descubrir tus secretos sobre el yoga. Y si lo hace, puede quedarse sorprendido de lo que se pierde. Eso sí, elijas lo que elijas, llévalo contigo, jamás sabes en qué momento lo vas a precisar.

4. El calendario es tu mejor amigo

 ¿Creías que el calendario solo servía para estresarte y agobiarte? Ni muchísimo menos, el calendario puede ser un enorme aliado en el momento de sostener la práctica del yoga.

Cuando algo pasa de estar en tu mente al calendario, debe ser esencial para ti desde entonces. Esta acción aumenta el valor que le das a la actividad y te ayuda a estar más cerca de tus porqués. Puedes marcarlo tal y como si fuera la cita con el médico, o bien con tu peluquero. Asegúrate de ponerlo por lo menos 3 veces. Tal vez te vienen bien todos los lunes, cada jueves y todos los sábados, o bien te van más todos los martes, modifícalo a tu gusto.

k

Yoga silhouette of a young couple on the beach at sunset.

k

5. Tus amigos asimismo cuentan

¿Conque te marchas de compras con tus amigos y no eres capaz de hacer yoga con ellos? ¡Diles que practiquen contigo!

Entre las mejores maneras de continuar incesante es implicar a un amigo, cuando lo haces es considerablemente más simple sentirse motivado. Va a mejorar vuestra relación y os vais a sentir más conectados. Imagina que un día tienes menos ganas o bien no te apetece tanto: él o ella se va a asegurar de la práctica del yoga seguro!

NAMASTE 🙂

Leave a Reply

*